Desde 1998 venimos elaborando una cocina  fundamentada en los fogones tradicionales, con formación, sentido común  y culto al producto de calidad y enriquecida con las valiosas aportaciones culinarias actuales. Este es un hogar sencillo con espíritu afable e independiente,  fruto de la tenacidad y los valores heredados de una familia con huella en la hostelería.